Comunidad Autónoma

Acceso Clientes

 Rercordar usuario


Demostración online
Concierte una demostración individual de forma gratuita
Libreria virtual

Atención al cliente 902 050 810

Últimas consultas

Documento

 
EDE 2012/226305

Asturias. Derecho de empleado público inscrito en el Registro de Parejas de Hecho a disfrutar del permiso de 15 días "por razón de matrimonio"
Fecha de la consulta: 2/11/2012

- OBSERVACIONES
Téngase en cuenta que con posterioridad al planteamiento de esta consulta y su respuesta, el Decreto 72/2013 ha derogado el Decreto 6/2004, regulándose los permisos retribuidos en el art. 11 de la nueva disposición.



Planteamiento

De conformidad con lo establecido en la normativa legal y la jurisprudencia, en caso de empleado público que se inscriba en el Registro de Parejas de Hecho, ¿tiene derecho a disfrutar del permiso de 15 días "por razón de matrimonio"?


Respuesta

El art. 48.l) del Estatuto Básico del Empleado Público -EBEP-, aprobado por Ley 7/2007, de 12 de abril, establece que los funcionarios públicos tendrán derecho a un permiso de 15 días por contraer matrimonio.

El art. 142 del RDLeg 781/1986, de 18 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Disposiciones Legales vigentes en materia de Régimen Local -TRRL- prevé que "los funcionarios de la Administración Local tendrán derecho a las recompensas, permisos, licencias y vacaciones retribuidas previstas en la legislación sobre función pública de la Comunidad Autónoma respectiva y, supletoriamente, en la aplicable a los funcionarios de la Administración del Estado".

En este sentido, el art. 74 de la Ley 3/1985, de 26 de diciembre, de Ordenación de la Función Pública de la Administración del Principado de Asturias, establece que los funcionarios tendrán derecho a disfrutar de licencia por matrimonio, cuya duración y condiciones de otorgamiento se regulará reglamentariamente. El Decreto 6/2004, de 22 de enero, por el que se regula el régimen de jornada, horario, permisos, licencias y vacaciones del personal de la Administración del Principado de Asturias, concreta en su art. 12.2 que el personal funcionario tendrá derecho a una licencia retribuida de quince días naturales por razón de matrimonio o inscripción en el Registro de Uniones de Hecho del Principado de Asturias; esta licencia podrá acumularse al período vacacional.

Respecto al personal laboral, el art. 100 de la misma Ley establece que "el personal laboral de la Administración del Principado de Asturias se regirá por su legislación específica y por los convenios colectivos de aplicación". A estos efectos, el art. 37.3.a) del RDLeg 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores -ET- regula el derecho del trabajador a ausentarse del trabajo en caso de matrimonio, con derecho a remuneración, durante quince días naturales, previo aviso y justificación.

A mayor abundamiento, la Ley del Principado de Asturias 4/2002, de 23 de mayo, de Parejas Estables, cuyo contenido se aplica a las parejas estables cuyos miembros estén empadronados en cualesquiera de los concejos de Asturias, "tiene por objeto establecer un conjunto de medidas que contribuyan a garantizar el principio de no discriminación en la interpretación y aplicación del ordenamiento jurídico del Principado de Asturias, de manera que nadie pueda ser discriminado por razón del grupo familiar del que forma parte, tenga éste su origen en la filiación, en el matrimonio, o en la unión estable de dos personas que convivan en relación de afectividad análoga a la conyugal, con independencia de su sexo" (arts. 1 y 2). Añade en su art. 7 que "en todo lo relativo a permisos, licencias, provisión de puestos de trabajo, ayudas de acción social y demás condiciones de trabajo en el ámbito de la Administración del Principado de Asturias y en lo referente a los empleados públicos de la misma se entenderá equiparada la pareja estable al matrimonio y el conviviente al cónyuge".

De lo expuesto, se deduce que los empleados públicos tienen derecho a disfrutar del permiso de 15 días "por razón de matrimonio", aun cuando se trate de la constitución de una pareja de hecho.

En este sentido, la Sentencia del TSJ Madrid de 3 de mayo de 2011  considera que el TC ha afirmado de forma reiterada que el matrimonio y la convivencia extramatrimonial no son situaciones equivalentes, sino realidades jurídicamente distintas, por lo que, en principio, su tratamiento jurídico diferenciado y correlativamente, la diversa atribución de derechos y obligaciones, no es contraria al derecho fundamental a la igualdad que reconoce el art. 14 de la Constitución CE-. Así ha ido pergeñando toda una línea jurisprudencial al respecto que afirma la potestad del legislador para atribuir al matrimonio y a la unión libremente consentida diversos efectos, y la no inconstitucionalidad de la existencia de una diversidad de tratamiento legislativo a ambas situaciones.

Del mismo modo, señala el TC que tampoco atentaría a la CE que se equipararan sus efectos. La falta de igualdad jurídica entre estas dos formas de convivencia no impide, desde luego, que la negociación colectiva y la legislación autonómica hayan introducido el supuesto de las parejas de hecho como legitimador de la concesión del mismo permiso que el contemplado para los casos de matrimonio, ningún peligro se ve en ello ya que los derechos han de ejercerse conforme a las exigencias de la buena fe, estando prohibida su utilización abusiva, al margen de que la propia previsión que reconoce el permiso suele adoptar cautelas para hacerlo solo cuando se esté ante unión entablada con ánimo de que sea duradera y con trascendencia pública como acredita su inscripción en el Registro de Parejas de Hecho.