Comunidad Autónoma

Acceso Clientes

 Rercordar usuario


Demostración online
Concierte una demostración individual de forma gratuita
Libreria virtual

Atención al cliente 902 050 810

Últimas consultas

Documento

 
EDE 2010/61124

Imputación presupuestaria en materia de intereses y costas por devolución de ingresos indebidos
Fecha de la consulta: 21/5/2010

Planteamiento

En materia de devolución de ingresos indebidos, la imputación presupuestaria se realiza sobre el mismo concepto presupuestario al que corresponde el ingreso, por ejemplo, IAE.

En relación con los intereses correspondientes a la devolución de estos ingresos indebidos y las costas que, en su caso, genere el procedimiento judicial, ¿se imputan presupuestariamente al mismo concepto de ingresos que para devolución de principal, por ejemplo, IAE? ¿Existe algún artículo de la ICAL o Informe de la IGAE que aclare esta cuestión?


Respuesta

La única doctrina sobre el tema que nos consta de la Intervención General del Estado es la Consulta 2/1995,  de 2 de enero de 1995, en relación con el tratamiento presupuestario y contable de los intereses de demora, en la que reconociendo que si bien el tema de la determinación de la imputación presupuestaria corresponde al Ministerio de Hacienda, y por tanto excede de las competencias atribuidas a Intervención General, la estrecha relación entre la imputación presupuestaria y la contabilización, recomienda el tratamiento conjunto de ambos aspectos, presupuestario y contable, emitiendo su criterio sobre la materia.

A estos efectos, califica económicamente los intereses de demora como gastos financieros, en la medida que su conceptuación se reconduce a "la compensación financiera que se debe satisfacer por el sujeto deudor al acreedor por el retraso producido en el cumplimiento de una obligación de pago".

Lo que es preciso satisfacer "por el disfrute de una fuente de financiación "no formalizada", consistente en un aplazamiento del pago de sus obligaciones". "La retribución a pagar por la utilización de financiación ajena (el aplazamiento del pago de las obligaciones)".

Por esta afirmación, concluye que, con carácter general, la imputación presupuestaria de los intereses de demora vendrá dada por las normas que regulan la estructura de los presupuestos de las entidades locales, que en la actualidad se contienen en la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda de 20 de septiembre de 1989, en la actualidad Orden EHA/3565/2008, de 3 de diciembre, por la que se aprueba la estructura de los presupuestos de las entidades locales.

El anexo II de dicha Orden y dentro del capítulo 3º GASTOS FINANCIEROS, se incluye el concepto 352, señalándose que dichos gastos incluyen los intereses de demora a pagar como consecuencia del incumplimiento del pago de obligaciones, en los plazos establecidos.

De la definición anterior se deduce, afirma la IGAE, que, con carácter general, los intereses de demora que se deriven del retraso en el pago de todo tipo de obligaciones, deben imputarse al concepto 342 y no a los conceptos presupuestarios correspondientes a las obligaciones que los originen.

Este tratamiento presupuestario, se señala por la IGAE que no será aplicable en aquellos casos en que exista normativa que regule un tratamiento diferente. Este es el caso, por ejemplo, de las devoluciones de ingresos indebidos que en el momento de la emisión de la Consulta citada se regula de acuerdo con los establecido en el RD 1163/1990, de 21 de septiembre, por el cual se regula el procedimiento para la realización de devoluciones de ingresos indebidos de naturaleza tributaria, y la Orden de 22 de marzo de 1991, por la que se desarrolla el citado Real Decreto.

Específicamente el artículo Octavo de dicha Orden respecto a la Imputación presupuestaria señala que las devoluciones de naturaleza tributaria, incluyendo, en su caso, los intereses legales y demás conceptos que integran la cantidad a devolver, se aplicarán presupuestariamente de acuerdo con lo dispuesto en el art. 13 del RD 1163/1990, de 21 de septiembre.

Dicha regulación en la actualidad permanece vigente en virtud de lo establecido en la Disposición Derogatoria Única.1.b) del RD520/2005, de 13 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento general de desarrollo de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, en materia de revisión en vía administrativa.

Por tanto, con carácter general, los intereses de demora se imputarán presupuestariamente al concepto de gastos 352 "Intereses de demora"; no obstante, los intereses por devoluciones de ingresos indebidos, así como las costas, se imputarán presupuestariamente al concepto de ingresos correspondiente a aquél que originó la devolución.